Artistas, realizadores y técnicos sanjuaninos trabajan en el rodaje del contenido que aparecerá en las pantallas del cierre de la FNS 2019. 

En un desafío de superación constante, la Fiesta Nacional del Sol busca seguir mejorando su apuesta audiovisual. Esta vez la propuesta del gran cierre de la FNS2019 incluirá una narración interactiva, de alta precisión, entre las pantallas y el elenco. Habrá imágenes gigantescas y más efectos especiales, todo para favorecer el relato fantástico, centrado en la aventura que vive un grupo de niños en plena siesta.

Más de 50 personas trabajan en el rodaje del contenido que se verá en las pantallas gigantes del gran cierre de la fiesta.

La producción es coordinada por Laura Pintor y dentro del equipo hay estudiantes y egresados de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica /ENERC) Sede Cuyo y realizadores locales.

El rodaje tiene escalas pocas veces vistas y, como cualquier película, es motor de la economía porque activa diferentes rubros: transporte, alojamiento, servicio de catering, vestuario y maquillaje, entre otras.

Este miércoles en la mañana, los niños que serán protagonistas de la obra de cierre grabaron las imágenes que acompañarán un momento especial del espectáculo. Como parte de su aventura en la siesta, salen a andar en bicicleta.

Las grabaciones se desarrollan a lo largo de ocho días de intenso trabajo. Cepas Argentinas fue el lugar elegido para montar el set, que incluye variadas áreas de trabajo: efectos especiales, fotografía, sonido, postproducción, ambientaciones, caracterización (maquillaje y peinado) y vestuario. A su vez, en un set paralelo al del rodaje, se producen fotografías de los personajes de la obra para realizar un poster símil cine que servirá como promoción en las próximas semanas.

0